Basques

Inicio > Proyecto > Efectos en el país

Efectos en el país

Los efectos en el país. Inversión de capitales y construcción de patrimonio y servicios para la comunidad.

Por último, esta historia de apertura y cooperación tuvo notables consecuencias beneficiosas para las tierras de origen. Frente a las inercias del repliegue y el “enclavamiento”, muchos de estos actores vascos de la apertura al mundo fueron también actores de la modernidad cultural del siglo XVIII. Estamos ante hombres y mujeres de la cultura de las Luces, avanzados para su época, reformadores preocupados por el bien público.
Entre ellos y sus parientes y comunidades se estableció una intensa “economía de vasos comunicantes”, a través de la cual llegaron al país recursos muy abundantes. La manifestación más visible es el mecenazgo que ejercieron: construcción de palacios, reconstrucción de sus casa y ampliación de las haciendas. Construcción o mejora de edificios sagrados, como iglesias, conventos, capillas, y ermitas; financiación de retablos, tallas de santos y vírgenes, orfebrería y material litúrgico. Construcción de casas consistoriales, fundación de escuelas, dotación de servicios al pueblo, como lavaderos y fuentes. Obras públicas para la refección de caminos, canalizaciones, arreglo de ferrerías, etc. Fundaciones de todos tipo con fines educativos y asistenciales. Nuestro proyecto quiere interactuar especialmente con los estudiantes, eruditos y ciudadanos que, desde sus diferentes pueblos, villas y ciudades, y gracias a su excelente conocimiento del terreno, deseen participar activamente en la formación del repositorio de imágenes que proponemos.
También, estos actores vascos de la primera globalización impulsaron espacialmente la educación: buscaron la mejor enseñanza para sus hijos y para los jóvenes de sus parentelas, crearon escuelas de primeras letras y de gramática, y llevaron a cabo algunas realizaciones especialmente notables. La creación del Real Seminario Patriótico de Vergara, a la punta de la modernidad educativa europea, es un excelente ejemplo de ello. El impulso innovador en educación de los ilustrados vascos se refrendó con inversiones en investigación, a través de la creación del Laboratorium, un proyecto científico internacional que impulsó la llegada de los mejores profesionales a Vergara, dando lugar a grandes avances científicos y el establecimiento de un punto de partida que posteriormente sería continuado en otros centros de investigación del país. 
En este mismo contexto cultural e intelectual se produjo el desarrollo de nuevas formas de sociabilidad, centradas preferentemente en las tertulias, las Academias y las Sociedades Económicas de Amigos del País. En referencia a estas últimas, la primera y más importante que existió en España se constituyó en la provincia de Guipúzcoa, bajo el nombre de Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País. Su establecimiento fue consecuencia de las experiencias que, durante años, los ilustrados vascos habían vivido en sus viajes por España, Europa y el mundo. Así, por ejemplo, Burdeos, Toulouse, París, Londres, Ámsterdam, Estocolmo o Copenhague fueron puntos de paso para los hijos de estas élites en su Grand Tour particular. Lo aprendido en estos viajes de estudio fue posteriormente invertido en los territorios de origen a través de los canales que ellos mismos habían construido, como el propio Seminario de Vergara o la Sociedad Bascongada.
En definitiva, la acción patrocinadora de estos actores contribuyó notablemente al enriquecimiento patrimonial e inmaterial de sus sociedades. Entre otras cosas, contribuyeron a establecer las bases de una primera “sociedad del conocimiento”, una inversión que, ante los desafíos de la globalización actual, debería estimular nuestra reflexión constructiva.

Sin duda, no todo fue positivo en aquella historia. Probablemente, en ella se produjeron también desencuentros y, a la postre, fracturas: nuevos repliegues y un nuevo ciclo de conflictos internos. Pero, si los errores sirven al hombre inteligente para aprender, los errores del pasado nos pueden también ayudar a reflexionar sobre la importancia de saber gestionar el presente para preparar el futuro, de cuidar el capital humano, de facilitar una sociedad más inclusiva en la que cada uno pueda dar lo mejor de si mismo (D. Innerarity, T.Piketty)

1. Actores
2. Redes
3. Proyecto